fiesta 2009

Empezamos el año con la reforma de la sala. Suspendimos 20 días las clases en febrero, con el fin de agrandar, ordenar y re ubicar.
Como toda reforma, fue la expresión externa de una movida interna, que se venía gestando hace algunos años y que aún hoy, por suerte, sigue latiendo.

Pude resumirlo en estos puntos, aplicados también a los resultados de la práctica durante este año.
1. establecer las bases
2. fortalecerse a partir de los apoyos
3. crear espacio interno y abarcar el espacio externo
4. respetar los límites
5. observar, aprender, modificar
6. progresar paulatinamente
7. disfrutar de cada día, de cada práctica,de cada encuentro
8. conectar todo
9. fluir

La fiesta la hicimos un poco antes de lo común, evitando las superposiciones de despedidas del año que hay en diciembre.
Y aunque llovió toda la tarde, mis ruegos se escucharon, y a las 19,30 el cielo se abrió y pudimos celebrar en la terraza.

no images were found

Es cierto que hay mucho en qué pensar a la hora de invitar. La comida, la recreación,la compatibilidad entre la gente, los horarios…
Es por esto que siento que este grupo es increible. Los miraba bailar, jugar y divertirse con el juego que Maite propuso y coordinó tan exitosamente, intercambiar, acercarse… y siento una felicidad enorme en haberlos convocado.
Yo no sé que es. Si es el Yoga, si es Buenos Aires, si son los jacarandás del Botánico. Pero sé que los alumnos de Sadhana tienen una magia, una frescura en el corazón y una capacidad de dar, de compartir que es para mí un honor poder guiarlos en su práctica de yoga.

Así es que cada día de clase voy al encuentro de esta experiencia.
Voy a dar y a recibir. A enseñar y a aprender.
Los quiero mucho y les agradezco que estén cerca.

Marisa