Si  hay algo  constante en la vida, son los cambios. Todo se transforma.  Eso es vital y saludable.

Cuanto más nos resistimos a los cambios, más sufrimos. De ahí, que mi adorada frase “La única previsión posible es la aptitud para el cambio”, sea siempre vigente y bien recibida.

Cuando decidí dejar la ciudad y venir a vivir al campo en Tabay, pcia. de Corrientes, di muchas vueltas para encontrar a la persona que pudiera continuar la tarea que yo había empezado en el Estudio Sadhana, en 1997.

El traspaso se hizo finalmente con Mariu, en una hermosa e inolvidable ceremonia.  En estos armónicos y agradecidos dos años, fuimos advirtiendo la normal y esperada mutación de aquel estudio que dejé en junio 2013.

Hoy Mariu toma las  riendas  de su propio estudio, que si bien permanece en la antigua sala de Sadhana, poco a poco ira dejando de tener mi impronta.

Y yo?  Tal vez, la idea que hoy me convoca es la de la multiplicidad. Multiplicidad de espacios, de asociaciones, de tareas.

No tener un lugar fisico en buenos Aires, me “obliga” a compartir estudios, elementos, horarios… y aunque a mi misma me suene raro… es lo más afín a cómo concibo la vida en este momento!

Las clases de Buenos Aires, desde mi recomendación, continuarán en el estudio de Mónica Malich. Monica es una de las primeras profesoras del método Iyengar en Argentina.  Como yo, llevamos mas de 25 años ejerciendo, sumándole a lo técnico el condimento inigualable de la experiencia y la madurez de nuestras prácticas personales.

Y siguiendo la linea de la multiespacialidad, es que he pensado también en ofrecer clases a domicilio, en empresas, allí donde sean requeridas… Puede ser una escuela, un hospital, un lugar de trabajo. Donde la práctica del yoga sea necesaria, ahí estaremos con el  grupo de profesores idóneos que estamos armando, para suplir esa necesidad.

En lo que se refiere a Tabay y el Noreste argentino, El Portal Iberá funciona como el primer centro de Yoga Iyengar de toda la región, y muy pronto estaré organizando encuentros para presentar el método a los practicantes de yoga que se interesen.

Ya ven… cuesta un poquito al comienzo… pero si te subïs a la ola del cambio, y te relajás, podes aprovechar la oleada para llegar mucho mas lejos!  Tal vez, el secreto, como siempre… sea CONFIAR.